Mediateca de Música de Cámara » Archivo de la Bitácora » A. SCHOENBERG: Noche transfigurada, Op. 4 (Estudio)

A. SCHOENBERG: Noche transfigurada, Op. 4 (Estudio)

» Escuchar una interpretación de la obra en audio
» Escuchar una interpretación de la obra en vídeo

SCHOENBERG (1874-1951)

Compuesta para sexteto de cuerdas (dos violines, dos violas, dos violonchelos) y terminada en diciembre de 1899, Verklärte Nacht fue estrenada en Viena el 18 de marzo de 1902 por el Cuarteto Rosé con la participación de los instrumentistas de la Orquesta Filarmónica. Primera partitura importante de Schoenberg (los op. 1, 2 y 3 son Lieder), es representativa de la primera manera de un joven compositor de 25 años alimentado por la tradición germana esencialmente representada por Brahms y Wagner. La principal originalidad de la obra es la de inscribirse en el campo de la música de cámara en la estela de los dos Sextetos de Brahms e inspirándose en un texto, idea más propia del campo sinfónico (los principales poemas sinfónicos de Richard Strauss estaban ya escritos en 1898), Como él mismo precisó, Schoenberg se puso a componer en esta época “poemas sinfónicos en un solo movimiento, dándoles las dimensiones de las obras de Mahler y de Strauss que yo tomaba como modelo… Este período alcanzó su punto culminante con Verklärte Nacht y Pélleas und Mélisande.” Tal y como en cierto modo lo había intentado un Smetana en su Cuarteto “Mi vida” (1876), Schoenberg llevó a cabo sin compromiso entre dos extremos que el romanticismo se había cuidado de separar. Volviendo sobre su sexteto en un texto de 1950, el compositor hizo notar que, al proceder de tal suerte, la obra había “ganado en cualidades que pueden también satisfacer a un oyente que no sepa qué es lo que ella pretende describir o, en otras palabras, ofrece la posibilidad de ser entendida como música pura”. Si este último punto puede ser discutido a la vista de la intensidad expresiva de la que es vehículo la música, Schoenberg no deja de situar la cuestión del condicionamiento de la escucha musical, como sucedería luego a propósito de la Suite lírica de Berg.

La partitura está escrita a partir de un poema de Richard Dehmel -autor místico entonces de moda al que pusieron música con frecuencia Schoenberg y Webern- que relata el diálogo entre un hombre enamorado y una mujer que le confiesa estar esperando un hijo de otro hombre: así, la música surgirá como un comentario de los sentimientos expresados, y no como ilustración de una acción determinada. En la tonalidad principal de re menor -tonalidad “fetiche” de los tres vieneses-, la forma sigue puntualmente la del poema, en cinco partes encadenadas: 1) Situación de la pareja ante el tradicional claro de luna (muy lento); 2) Confesión de la mujer (más animado), con la presentación del tema principal. La frase, evidentemente la más cargada de expresión dramática, da lugar a un largo desarrollo cuya cima de intensidad corresponde a un diálogo atormentado entre las cuerdas graves y las agudas: 3) La espera de la reacción del hombre, corto período de transición basado en la vuelta del tema de la introducción, pesadamente martilleado. termina simbólicamente en la alejada tonalidad de mi bemol menor: 4) El paso a la segunda mitad de la obra se hace mediante un deslizamiento armónico hacia un re mayor luminoso: en una textura de gran transparencia (murmullos de las cuerdas con sordina), aparecerá el segundo tema principal Esta cuarta parte, que corresponde a la respuesta del hombre cuyo amor sale triunfante de la prueba, prosigue en un largo dúo que desembocará en una nueva cima apasionada, con el retorno del primer tema “transfigurado” por el modo mayor. Finalmente, una larga coda, que constituye la quinta sección, da fin a este himno a la naturaleza y a la redención por el amor, eco lejano de un tema wagneriano donde los haya.

Aunque el estreno provocó, según el autor, un escándalo memorable, Verklärte Nacht se hizo enseguida célebre, y más al hacer Schoenberg un arreglo para orquesta de cuerdas en 1917 (revisado en 1943). En esta última forma, la partitura conocería también una adaptación al ballet en 1942, con coreografía de Anthony Tudor.

  • A. Porier
  • Guía de la música de cámara
    pp. 1187-1188
  • Dirigida por Françoix-René Tranchefort
  • Alianza Dicionarios
    Madrid 1995

Links

» Escuchar una interpretación de la obra en audio
» Escuchar una interpretación de la obra en vídeo

Comentarios cerrados.