Mediateca de Música de Cámara » Archivo de la Bitácora » A. Glinka: Trío patético en re menor

A. Glinka: Trío patético en re menor

» Escuchar una interpretación de la obra

M. GLINKA(1804-1857)Fue escrito en 1832, bajo la impresión de un doble desfallecimiento, físico y sentimental. Glinka continuaba sufriendo crisis nerviosas, pese a los cuidados aportados por el Dr. Filippi, a la vez que se veía rechazado por una mujer casada. La obra, para piano, clarinete y fagot, fue estrenada en su formación original en Milán, en el otoño de 1833, por el compositor al piano y dos solistas de La Scala quienes exclamaron: «Ma questo e disperazione!» (.«¡Pero esto es desesperación!»). Tras su edición moscovita, en 1878, siempre bajo la dirección de Balakirev, se hizo una versión para piano, violín y violonchelo.

Integrado por cuatro movimientos relativamente breves, el Trío patético presenta la forma de una fantasía en un solo trazo; los tres primeros están prácticamente fundidos y constituyen un canto cíclico que oscila entre un patetismo doliente y un lirismo más interiorizado, con algún escape hacia la luz y la esperanza.

El Allegro introductorio está en estricta forma sonata, sin reprise. El tono enérgico de la exposición conduce directamente a una tensión lírica y al subrayado de un verdadero leitmotiv que servirá como «desdoblamiento» de la personalidad profunda del narrador, ora épica, ora patéticamente lírica.

El segundo movimiento es un scherzo Vivacissimo cuyos pasajes extremos aportan un sólido entramado a la obra, mientras que el episodio central (trío, meno mosso), confiado al fagot, se basa en una melodía ardiente y apasionada. El tercer movimiento, Largo, es un recuerdo de cantilena italiana que se toca en los diferentes registros dinámicos del clarinete, y que al ser tomado por el piano se colorea con los tintes sombríos del fagot. El piano se expresa a solo, una última vez, sobre el leitmotiv original. El final Allegro con spírito retoma los temas de los tres primeros movimientos, pero con una presentación deliberadamente falta de nervio, antes de que una coda altiva y virtuosística sirva un resumen majestuoso y de bella amplitud.

  • P.-E. Barbier
  • Guía de la música de cámara
    p. 541
  • Dirigida por Françoix-René Tranchefort
  • Alianza Diccionarios
    Madrid 1995


Ensemble Midsummer’s Music
 

» Escuchar la obra completa en una ventana independiente

 

Comentarios cerrados.